Smartthings

La primera generación de productos de esa familia de sensores y hubs orientados a la domótica seguirán siendo útiles a sus usuarios, pero en estos nuevos dispositivos encontramos una característica singular: no será obligatoria la conexión a la nube -los cortes de Internet no nos afectarán tanto- ya que estos nuevos ingenios podrán funcionar de forma local.

Ya es posible reservar el nuevo Hub -con un precio de 99 dólares- que entre otras cosas permite monitorizar nuestro hogar desde cualquier parte del mundo. Ese concentrador es el centro neurálgico del sistema, ya que desde él podremos controlar cerraduras, luces, enchufes, termostatos y otras soluciones “conectadas”.

Este concentrador sigue siendo compatible con estándares extendidos en el mundo de la domótica como Z-Wave o ZigBee. La empresa no ha indicado si en el corazón de estos dispositivos están los procesadores Artik que ya anunciaron el pasado mes de mayo, pero todo apunta a que estos chips serán protagonistas en el nuevo Hub y en otras soluciones de la nueva familia SmartThings que por ahora se vende y funciona en Estados Unidos y Canadá.